Meditaciones del recaudador de impuestos en la Plaza Zabala, 1921

Este texto es parte de la exposición organizada por el Centro de Fotografía para celebrar la liberación de su archivo fotográfico histórico para que sea usado en distintas actividades. Se puede visitar hasta el 11 de junio. Elegí tres fotos y escribí textos alusivos. El siguiente es el primero.

****************

Sea firme y contundente en sus expresiones, Fernández, no se limite a notificarle la multa

Esta frase de mi jefe no me deja dormir desde hace una semana. Porque sé lo que me van a decir el latifundista y sus abogados, que están reunidos ahí enfrente desde temprano. Mientras hago tiempo hasta  la reunión repaso mis papeles, las leyes y los antecedentes. 

Usted no deje que se adelanten: sea el primero en hablar” dijo el jefe. Yo no sé si podré hablar fuerte y claro en esa mansión, cuando el portero me mire con desprecio porque no vine en automóvil, cuando los ojos se me distraigan con los espejos, los cuadros, las alfombras y las lámparas doradas. “Queremos decirle que nuestro cliente de ninguna manera se opone a pagar los impuestos, aunque no sepa muy bien adónde va a parar esa plata” dirá el más viejo de los abogados mientras todos mueven la cabeza en señal de apoyo.

 “No le vaya a hablar de justicia social, ni de la situación de los peones, ni de cómo vive la gente en el mundo desarrollado: limítese a mencionar los artículos de la ley y exíjale la firma del informe, que le entregamos hace ya dos meses”, dijo el jefe.

Así que tenemos en casa al representante del latrocinio fiscal” : Con esto me puede recibir el propio dueño de casa, aunque tal vez no le convenga ir tan de lleno al choque. 

 ¿En qué página está el artículo de los porcentajes?  ¿Y este papel por qué está acá? Ah, sí… es para recordarles que si invierten en agricultura, aunque sea en forraje para sus animales,  pagarán menos impuestos. Ellos no quieren hacer nada; solo criar vacas. Aunque ese no es problema mío. El jefe dice que es un caso fácil,  que no hay manera de escaparle a la multa a menos que enfrenten un juicio, lo que complicaría la relación con sus clientes yankis. Yo tengo mis dudas. Esta gente paga buenos abogados, de esos que están en todo. 

“¿Se podrá esperar a las próximas elecciones?” dirán cuando vean que tienen que pagar. “Si le dicen eso, Fernández, es que están entregados. Siga adelante.”

Foto Ricardo Antúnez, Centro de Fotografía IMM

Publicado por Cecilia Ríos

Esto es para compartir con mis amigos lo que veo en mis paseos. Notas una vez al mes! Gracias a todos mis lectores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: